siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter
VIERNES, 23 DE August DEL 2019 Ultima Actualizacion 6:02PM

LA ESTAFA DEL CONTRATO CAMISEA Y EL GASODUCTO CONTRA EL CUSCO Y EL PAIS (I)

2019-05-05 20:40:30

De acuerdo a Manuel Dammert, ahora más que nunca necesitamos revisar el contrato de Camisea

Saqueo, estafa, evasión son las formas en que roban a los pueblos su derecho al desarrollo

 

La voracidad de los grupos de poder, en particular de las grandes empresas mineras, es de nunca acabar y el gobierno de Martín Vizcarra sigue la pauta que le mandan sus patrones.

 Las grandes empresas mineras tienen todas las ventajas desde sus primeros pasos; bajo el pretexto de la inversión se les exonera impuestos en la fase de exploración; se les facilita los Estudios de Impacto Ambiental con una flexibilidad; una vez que producen y arranca la exportación, tampoco pagan sus impuestos hasta su supuesta capitalización; luego con la ayuda del Congreso Nacional se les vuelve a exonerar sus impuestos o facilitar la evasión y la elusión tributaria.

 Para que funcione la exploración y transportes de los minerales hasta el puerto de exportación, el Estado Peruano construye las carreteras con millones de dólares, con recursos públicos; en los pueblos y comunidades del área de influencia de la gran mina, nuevamente el Estado construye los centros de salud, centros educativos, cuarteles, comisarias policiales; así como se les instala conexiones eléctricas con una tarifa especial que luego pagamos todos los peruanos.

 El Gobierno de Vizcarra, continúa la línea entreguista de Toledo y en particular de PPK que maquino toda la actual podredumbre, con una serie de anuncios pretenden seguir escamoteando y postergando la construcción del Gasoducto Surperuano, que desde el año 2017 se encuentra paralizado por los hechos de corrupción denunciados a Odebrecht.

 PORQUÉ DEBEMOS REVISAR EL CONTRATO FRADULENTO CON CAMISEA

El primer regalo de PPK al consorcio Camisea es el regalo de 400 millones de dólares que invirtió la Empresa Shell en la fase exploratoria y que eran de propiedad del Estado; sin explicación alguna no se cobró dicha inversión inicial.

 En el mismo contrato bajo el argumento de garantizar la rentabilidad del gasoducto costero, pidieron prestado las reservas destinadas para el consumo nacional y fueron entregadas para la exportación; así como con los recursos del Estado Peruano, recabados en los recibos de todos los usuarios del servicio eléctrico, se financió un gasoducto que nunca han servido a los cusqueños y peruano.

 Pero el asunto más entreguista es la tarifa de exportación por el cual nos pagan $ 2.50 dólares por millón BTU, precio irrisorio a la venta de reexportación que hacen desde México a precios que superan los 9 dólares hasta 16 dólares BTU en Europa y Asia. Al respecto el Consorcio solo paga el canon o regalía por el precio irrisorio de los 2.50 dólares.

 Tan monstruoso es la estafa contra el Estado Peruano, que el actual Presidente de México el Lic. Manuel López Obrador ha señalado la necesidad de revisar dicho contrato, porque hay evidencias de una estafa que bordea la suma de $ 20 mil millones de dólares, algunos de los cuales fueron denunciados ante las entidades internacionales.

 A pesar de todos estos escándalos del Consorcio Camisea, no existe ninguna voluntad de revisar o por lo menos supervisar el verdadero estado de exportaciones; por cuya razón las regalías que llegan a los Gobiernos Regionales y Municipales llegan cada vez menos recursos.

 LA ESTAFA DEL GASODUCTO Y SU PARALIZACIÓN.

 Desde el Gobierno Nacional y los grupos de poder económico, nunca hubo la intención de construir el gasoducto sur peruano, mucho menos construir la petroquímica, hasta la anunciada masificación es pura privatización por 20 años; la intención hasta ahora es mantener y ampliar el GASODUCTO COSTERO EXPORTADOR, para seguir saqueando nuestras reservas; por ello resulta que la actual trama de corrupción de Odebrecht, Graña Montero, etc. es un escándalo que obligaron a paralizar y desconocer dicho contrato. De un inicial $ 1,330 millones de dólares subió a los $ 7,328 millones de dólares con apenas un avance físico del 30%; corruptela en la que están metidos los gobiernos de Toledo, Alan García, Ollanta Humala y PPK. Frescamente el Ministro de Energía y Minas anuncia que no hay cronograma ni fecha para reiniciar la construcción del Gasoducto.

 

MAS NOTICIAS