siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter
VIERNES, 21 DE September DEL 2018 Ultima Actualizacion 6:02PM

Se encienden las alertas sanitarias por cinco nuevos casos de sarampión en Cusco

2018-09-05 20:33:58

La semana pasada se detectó a un niño infectado en la Zona Nor-Este pero se reportaron 4 casos más en diferentes puntos de la ciudad

La semana pasada el jefe de Inteligencia Sanitaria de Salud, Dr. Pablo Grajeda alertó de un caso sospechoso de sarampión en el Cusco e indicó que se había detectado un peligroso caso de sarampión en un menor de cinco años que vive en la Zona Nor Este de la ciudad pero al día de hoy se reportaron cuatro casos más que fueron detectados uno en Recoleta, otro en Ttio y dos más en Cachona y Chocco.

Las alertas sanitarias se encendieron porque se trata de una enfermedad que podría llegar a ser mortal y a la que están expuestas miles de niños cusqueños que no fueron vacunados oportunamente. Los síntomas son fiebre y presencia de manchas rojas en la piel, a lo que se suma tos, secreción nasal, inflamación de los ojos y dolor de garganta.

En el caso del niño reportado la semana pasada se hizo la vacunación de emergencia en cinco cuadras a las redonda de su casa; pero al parecer no se tomaron más providencias porque ahora aparecieron cuatro casos más y en zonas como Ttio y Recoleta que están densamente pobladas y donde la propagación del mal podría ser rápida y letal. Estos últimos cuatro casos son victos por el Dr. Alex Jaramillo.

Lo que hace más peligroso a este brote epidemiológico es que, como indicó el Dr. Grajeda, “En Cusco estamos en un alto riesgo que haya un brote de sarampión porque lamentablemente en los últimos años 20 de cada 100 niños no han sido vacunados”. Es decir son miles los niños en peligro y ello porque sus padres no los vacunaron pensando que la enfermedad era cosa del pasado.

Grajeda también precisó que “Es una enfermedad severa que expone a infecciones; fácilmente puede tener problemas respiratorios, neumonía, encefalitis y algunos niños podrían fallecer”.

El arma eficaz es que los padres acudan a los centros de salud a vacunar a sus hijos. Lo más eficaz sería hacerlo en menores de cinco años a los que se les deben poner dos dosis, una a las 12 meses y la otra a los 18 pero si existieran personas hasta los 15 años que no recibieron vacuna pueden recibir su dosis para prevenir esta virulenta enfermedad.

MAS NOTICIAS