Compartir

La proporción entre el tamaño de la cintura y la cadera es mejor indicador de riesgo de ataque al corazón que la obesidad.

Según un estudio del Instituto George para la Salud Global de la universidad de Oxford, en Inglaterra, eso implica que no solo la cantidad sino tambiénla distribuciónde la grasa corporal es significativa para nuestra salud.

En general, los hombres y mujeres que tienen una forma corporal redondeada -en forma de “manzana”-, tienen más riesgo de sufrir un ataque al corazón que quienes tienen una forma de “pera”.

Y en el caso de las mujeres, según el estudio, esa proporción entre cintura y cadera es un indicador un 18% más eficaz que el índice de masa corporal (IMS).

Para los hombres, esa ventaja es del 6%.

“Nuestros resultados apoyan la idea de que tener proporcionalmente más grasa alrededor del abdomen -una característica de la forma de manzana- parece ser más peligroso que tener una grasa más visceral, que generalmente se almacena alrededor de la cadera -forma de pera-“, le dijo a la BBC la doctora Sanne Peters, la autora principal del estudio.

La investigación, publicada en el Journal of the American Heart Association, se basó en entrevistas a casi 500.000 adultos de Reino Unido entre los 40 y los 69 años.