Compartir

INVESTIGACIÓN. Más de 40 trabajadores del Penal de Varones del Cusco son investigados por Inspectoría del INPE para esclarecer las responsabilidades por el intento de fuga de un preso por Tráfico Ilícito de Drogas.
El Jefe de la Región Policial del Cusco, Manuel Mar, sostuvo que es necesario que se investigue qué es lo que ocurrió el pasado 13 de mayo, ya que el recluso Antonio Montoya López estuvo prácticamente con un ´pie en la calle´.
El coronel explicó que de acuerdo a las indagaciones, el interno vestido de mujer, logró vulnerar cinco tranqueras de seguridad de las seis existentes en el penal.
Para el jefe policial, los trabajadores del INPE tienen mucho que explicar debido a que el interno, incluso contaba con los sellos que permitían su salida, al igual que implementos de mujer tanto en ropa como accesorios.
“Tengo entendido que Inspectoría del INPE ya tomó cartas en el asunto y está investigando”, dijo el coronel.
Se supo que al menos 45 personas laboraron el día de la madre, fecha en la que Montoya intentó fugar del penal.
El jefe policial también insistió en que la captura fue posible por la policía y no por trabajadores del INPE como lo indicaron hace unos días.
Cabe precisar que el recluso de 43 años se encuentra en la Sala de Meditación y sería cuestión de días para que sea trasladado al penal de Challapalca en Puno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here