Compartir

Un operativo multisectorial realizado por la Municipalidad del Cusco conjuntamente que la Fiscalía de Prevención del Delito y efectivos policiales así como de seguridad ciudadana en media docena de hoteles y hostales ubicados en el Barrio de San Blas, permitió poner al descubierto una terrible verdad que se ocultaba bajo las sábanas blancas y la apariencia de limpieza de sus aposentos y es que se detectó un promedio de 15 colchones que no solo estaban sucios y rotos, sino que tenían sangre y otros fluidos humanos, igualmente el algunas cocinas junto a los utensilios gastados y poco higiénicos estaban alimentos que ya tenían fechas vencidas, es decir ya habían perecido.

La acción de inspección se desarrolló en callecitas emblemáticas como Canchipata, Carmen Alto y Carmen bajo, Siete Angelitos, Atoqsaycuchi y otras donde se visitaron alojamientos de dos estrellas como el Hostel El Grial. También en la mira se puso al Hospedaje Inti Quilla donde se hallaron colchones en mal estado de conservación e higiene.

Igualmente visitaron la Quinta San Blas, Andes de San Blas y Tierra del Inca ubicado en Carmen Alto Nro. 227 donde se hallaron varios colchones con sangre que fueron incautados y serán incinerados.

En algunos casos los dependientes de los establecimientos intentaron oponerse a la intervención y se propusieron cerrar las puertas pero se impuso el principio de autoridad aunque algunos protestaron señalando que las autoridades solo visitaban los hoteles pequeños y no así los grandes hoteles, “esos de cadenas internacionales al que nunca van pero sí vienen a los hoteles pequeños, nos tratan como cholos” alcanzó a decir un propietario.

El Jefe de Fiscalización de la comuna central,  José Valderrama, precisó que se dejaron esquelas de multas en los hostales donde hallaron los colchones hediondos y que se iniciaron los respectivos procedimientos administrativos que podrían generar hasta la cancelación de las licencias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here