Compartir

Dramático. Darío Martiarena Meza (19) no dudó ni un solo instante en lanzarse al río Vilcanota para salvar a “Colitas” su Chaku que cayó mientras brincaba y movía el rabo, el arranque de valentía dejó atónita por un micro segundo a Virginia, su madre, que después gritaría a “no lo hagas”. Tarde ya era.

Lo desesperada mujer vio como el can iba a ser devorado por el parco remolino que formaban las corrientes de agua, el peludo respiraba, se zambullía e intentaba salir, más no Darío que era tragado furiosamente y era visto quizás por última vez por aquella que tanto lo amó. Era su único hijo.

Toda esta escena se registraba alrededor de las 10:30 horas de ayer en el sector conocido, paradójicamente, como “remolino” del Río Vilcanota, altura del Puente de la comunidad campesina de Paroccan, a unos minutos de la ciudad de Urcos capital de la provincia de Quispicanchi.

Virginia Meza lloraba en la ribera, ella también intentó lanzarse al igual que su hijo por la mascota, pero temía desaparecer en el remolino, entonces optó por los gritos agónicos, de muerte, que hizo que se asomen agentes policiales, en seguida lo harían rescatistas de la Unidad de Salvamento de Alta Montaña.

Mientras intensificaban las labores de búsqueda unos  curiosos y la misma autoridad veían al otro extremo que “Colitas” se había salvado, empapado ladraba esperando que le tomaran atención como lo hacía Darío, su amo, aquél que arriesgó su vida por la suya perruna.

Cada hora que pasaba era un suplicio para Virginia que no veía por ningún lado a su hijo, acompañaba a los buzos inútilmente porque no podía entrar a las turbias aguas y así acababa el día en Paroccan, al caer la noche esperaba que alguien le dijera que lo encontró.

La policía de la Usam retomaría la búsqueda hoy desde el lugar donde cayó, a estos probablemente se sumen más agentes, pobladores y familiares ya que Darío era un joven ejemplar.

Darío es único hijo, su padre (según referencias) fue policía y murió por alguna enfermedad, Virginia lo cuidó con mucho amor y lo apoyaba en sus estudios, ahora último optó por ingresar a la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (Unsaac).