Compartir

Jaime Gamarra, presidente del Consejo Regional recientemente destituido; se aferra al cargo. Para evitar cumplir lo aprobado por la mayoría de consejeros; presentó una Medida Cautelar ante la Fiscalía de Wanchaq y denunció penalmente a los consejeros regionales que promovieron su salida.

Gamarra aseguró que fue destituido “sin un sustento valedero”, por lo que procedió denunciar penalmente a los nueve consejeros regionales promotores de su destitución.

Sostuvo que tiene todas las pruebas sobre su cumplimiento como cabeza del Consejo Regional.  “Lo que pasa es  que los consejeros regionales  del Partido Acuerdo  Popular Unificado APU, creían  que me iban a manejar como a un títere o a una marioneta”, indicó.

Cabe precisar que los consejeros regionales denunciados son: Guillermo Torres, Víctor Vargas Santander, Nicanor Umiyauri, Anabel Alcamari y  otros.  “Quiero que se respete el debido  proceso en este caso”, dijo.

Como se recuerda, Gamarra fue destituido por presuntamente “obstaculizar” la labor fiscalizadora de los consejeros en favor del Ejecutivo Regional por su asentida amistad con el gobernador Edwin Licona. Lo acusaron también de no publicar a tiempo los Acuerdos Regional e invitaciones a los funcionarios para que expliquen ante los duros cuestionamientos a proyectos emblemáticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here