Compartir

Un operativo conjunto desarrollado el último fin de semana a distintos restaurantes donde expenden caldo de gallina en inmediaciones de la calle Simón Herrera y zonas aledañas del Centro Comercial “El Molino”, en la jurisdicción del distrito de Wanchaq, permitió detectar las paupérrimas condiciones de higiene en la que funcionan, debiendo las autoridades requisar utensilios asquerosos e ingredientes malogrados que eran utilizados en la preparación de sus potajes.

La labor de verificación e intervención estuvo a cargo de Seguridad del Estado y contó con la participación del Fiscal Provincial Especializado en prevención del Delito, Fiscalizadores de la Municipalidad de Wanchaq, y dos biólogas de la Dirección Regional de Salud del Cusco.

La primera intervención fue al restaurante “Señor de Coylloriti” de propiedad de Cirilo Yupanqui (38), incautándose diferentes utensilios de cocina y menajes como ollas, platos, tabla de picar y baldes de plástico en mal estado de conservación. El siguiente fue el restaurante “Doña Gallina” de propiedad de Karina Pando (30) donde se incautó un cernidor, 2 tablas de picar de plástico con hongos, 12 platos de loza todos ellos en mal estado de conservación, 100 huevos de gallina sancochados y pelados en estado de descomposición, no aptos para el consumo y uso humano.

Al ingresar al restaurante “Caldería Ángela” de propiedad de Grimanesa Ponce (52), se incautó diferentes utensilios de cocina y menajes como  sartenes, baldes de plástico, bandejas, budinera de aluminio, tabla para picar, platos de loza, en mal estado de conservación, botellas con aceite posiblemente reciclado y limones podridos.

Finalmente intervinieron al restaurante “Caldería Nelly” de propiedad de Nolberta Tumpay (50), donde se incautó diferentes utensilios de cocina y menajes como ollas, cernidor de fierro, 22 platos de loza en mal estado de conservación y 1 botella de plástico de sillao no apto para el consumo y uso humano.