Compartir

Y una vez más, se ve a un equipo cusqueño sacando cara por el Perú en torneos internacionales. Luego de las fallidas participaciones de Melgar y Universitario de Deportes en la Copa Libertadores, Real Garcilaso comenzó con el pie derecho el torneo de clubes más importante de Sudamérica al imponerse 2-0 en condición de local sobre el Santos de Brasil. El club que llegó a cuartos de final de este certamen en 2013 va en busca de volver a hacer una buena campaña, en esta ocasión al mando de Óscar Ibáñez.

Más allá de terminar con el resultado a favor, el conjunto cusqueño dominó las acciones durante la mayor parte de los 90 minutos e incomodó de gran manera a un Santos que nunca se terminó de adaptar del todo a la altura de la capital arqueológica de América. Constantemente atacaban las bandas y lograban generar desequilibrio por ambos lados, gracias a la proyección de lateral y la rapidez de Jhonny Vidales.

Justamente, los dos últimos se conectaron para abrir la cuenta en el marcador al minuto 8. Un desborde de Santillán por izquierda terminó en un centro rasante que fue recepcionado por Vidales, que definió sin ningún tipo de oposición frente al arco defendido por Vanderlei. A partir de ahí, los dirigidos por Óscar Ibáñez jugaron con mayor soltura y libertad, aún encontrando la manera de llegar al pórtico oponente con peligro por medio de remates de larga distancia y pelotas paradas.

Por su parte, a Santos se le notaba sin ideas en ataque y con poco orden al defender, facilitándole las cosas en ambos lados de la cancha al cuadro imperial. Garcilaso ganaba constantemente en los duelos áereos y terminaron haciendo figura al portero Vanderlei, pero su poca inventiva en el último cuarto de cancha y su deficiente puntería de cara al arco no les permitió ampliar la ventaja antes del término de los 45 minutos iniciales.

Esta es la segunda victoria oficial de Garcilaso en lo que va del año, junto con la goleada por 5-1 sobre Deportivo Municipal.

Ya en la etapa complementaria, el conjunto cusqueño siguió dominando y con pocos sobresaltos, esta vez teniendo en Alfredo Ramúa a su jugador más desequilibrante. Con pases en profundidad y tiros potentes de media distancia, el ‘Chapu’ fue convirtiéndose en el futbolista que más problemas le daba a la defensa del club brasileño.

Por otro lado, el elenco dirigido por Jair Ventura no encontraba una manera de reaccionar y, por ello, el entrenador optó por hacer ingresar a un atacante por un defensor al darle la entrada a Arthur Moraes en reemplazo de Jean Mota a los ’61. Minutos después del cambio, el cuadro visitante equiparó las cosas en el trámite pero aún así mostraban argumentos muy flojos en ofensiva. Atacaban a un ritmo muy lento, casi sin convicción, pero que fue producto de los más de 3 mil metros de altura de Cusco a los que nunca llegaron a asimilar.

Después de un par de minutos, Garcilaso volvió a quitarle la pelota al conjunto de Sao Paulo pero, esta vez, su posesión se caracterizaba por ser poco productiva y, hasta cierto punto, inofensiva. No obstante, le negaban la chance a la visita de contar con el esférico en su poder y, a los ’88, en uno de los varios remates de Alfredo Ramúa desde afuera del área, el argentino la terminó clavando en el ángulo superior izquierdo del arco de Vanderlei para darle a su equipo dos goles de ventaja a solo instantes del final.

De esta manera, a pesar de un irregular inicio en el Torneo Descentralizado, el elenco provinciano volvió a dejar el nombre del país en alto tanto en el resultado como en el rendimiento. Con argumentos y sacando provecho de la altura, Garcilaso venció con poca dificultad al Santos y seguramente intentará repetir la campaña hecha hace cinco años en Libertadores.